Skip to main content

Full text of "Un argentino sobre la jornada del diez y nueve de julio de 1824. en Santiago de Chile"

See other formats


UJY ARGENTINO 

SOBRE JLA 

3011KM)& DEE DIEZ X m%m DE JULIO DE 1824 

EN 

■ÁlWt&CÉO ©E CHULÉ, 



Han llegado a nuestras manos las dos notas del supremo director 
de Chile al senado, renunciando el mando de la república, con que 
principió este movimiento: y al registrarlos por la prensa entre las 
demás piezas y relaciones que se han publicado relativas al mismo 
asunto queremos aprovechar esta ocasión de dar un testimonio mas 
por nuestra parte de la exactitud de las ideas que de él se tienen, co- 
mo amigos particulares que somos de aquel gefe, y del heroico piie- 
blo que preside, asegurando á los amantes de la libertad, y de los 
principios, que tanto lian recomendado esta provincia en los^ últimos tres 
años de su sabia administración— que no quedarán frustradas las lison- 
jeras esperanzas que generalmente se han formado, de que este acon- 
tecimiento ha dejado aquel gobierno en aptitud de marchar sin tropie- 
zos en absoluta consonancia á los principios ensayados con tan buen 
éxito, y que el se consolidará y sostendrá en adelante sobre las bases 
mas liberales, que produzcan el engrandecimiento de un país, que tan- 
tas proporciones tiene para ser feliz y opulento. 

El general Freiré se ha manifestado siempre animado de los sen- 
timientos mas generosos y magnánimos por esta libertad, y felicidad 
de su pais. Ellos lo decidieron al primer paso de energía que des- 
truyó las bases ominosas sobre que estaba montado el antiguo direc- 
torio : poco restaba á la verdad para completar esta obra de su pa- 
triotismo; pero después de aquel acontecimiento, su zelo había quedado 
obstruido por una multitud de instituciones viciosas, que se dejaron 
subsistir: los sucesos mismos vinieron bien pronto á constituirlo en la 
alternativa de ser un espectador de la ruina de la república, ó dimitir 
el puesto que solo admitió para evitarla, y que no le daba el poder 
bastante para ello: el se decidió por esto último. 

Tan inesperada resolución despertó al pueblo, y al senado mismo 
sobre los peligros que amenazaban ; y precisado por ellos a continuar 
con una plenitud provisoria de poder , hoy es tan solo que puede de- 
cirse con verdad, que ha principiado en Chile su mando. Hoy es tam- 
bién que principia su responsabilidad : él la ha cargado : y el primer 
paso de la elección de su ministerio es desde luego el mejor augurio 
de las reformas y mejoramientos, que debe recibir la administración en 
todas sus relaciones. 

Si: nosotros nos lisonjeamos de esperarlo, y nos atrevemos a pro- 
meterlo á nuestros conciudadanos. Los nombres de Freiré, Pinto, y 
Benavente están hoy al frente en Chile de una nueva época de pru> 



SVi?.»? 



cipios pracücos que vi á producirse, y que terminará todas las teorías 
raíante, que han precedido, y que solo han obrado la aeSadaS 

d-sio- ció " 11 ÍS temt0ri ° J SUS habita »^. violentando sus^m o e . 
disposiciones. Ellos serán tan célebres como los de Rodríguez Rha 
davia y García en esta provincia. noan a utz, Una- 

oue de al fn S e' ra Ch íl en °K ^ r rOS V e ?° ^ ofrece hoy vuestra patria á los 
que de fuera os observan, j desean vuestra felicidad. Los sentimien 
os de vuestro ? obierno son bien públicos á este respecto en las honí aD le 
notas de su dim.sion : y cuando o habéis necesitado á realizarlos, exiiiendo 
de su parte un compromiso de este tamaño , no basta q Je le hayáis 
dado el poder de hacerlo: á vosotros teca ademas cooperar de la vue! 
tía a que ellos tengan toda la estencion posible- para el lustre y en 
padecimiento de vuestra patria: de esa rica y amena sección deí con 
tmente americano, que tiene en él genio de sus hijos, en la fertilidad de 
su suelo, y en su ventajosa situación topográfica todos los lérmenes 
mas poderosos para ser uno de ios paisesmas° privilegiados, y el Sentó 
de la opulencia, y de la libertad. J nto 



¿t 



■■■- • Primera nota del director dimitiendo el mando. 

WMa TeüütJifr* f • admiti '' Cl mand .° SUp r m " P" a ¡ ,roW si esteb => 5 ™ alcances 

r^a^a^^ He 

poner en ejecución la constitución del estado; pecosos ésíuerz " ÜZ^^VZZV 
v Z JlS "•~ M ' C0 " clt '" l '' í > J me J ac °»-ja -"«'Ciar la autoridad suprema en mano? de VE 
y me d,ce que un d,a mas de demora me haría criminal ante Dios vía ?™ r a OriJl. 
pecando su adm.s.on p a ra noticiarlo 3 los pueblos, que en este último pío verán h c.ll' , i 
y respeto con que venero sus instituciones , y e deseo que te, ¡ro de le «Z 1% ' ci, "'" s,da ' 1 
,ue conosca mejor sus ventájasela con VlTas la ttSüK ^ ^ adm "» stra «?« 
Al senado conservador — julio 14 np. i«9d. 



Segunda nota sobre lo mismo. 

Las reflexiones que V. E. hace en su honorable nota do] 15 para hacerme d»,¡«i¿ ^1 
determinación que he tomado, después de profundas mediciones sobre 1 e Udo de IdÍ v 
mío mismo, solo han servio para afirmarme mas y mas en ella. Si V. E vuelve á V 
con detención, encontrará el convencimiento. vuelve a leerlas 

No me creo el hombre necesario de Chile, ni el destinado por la providencia oam har^rth 

fchz con sus presentes instituciones. pi amencia para hacerlo 

Si ellas son cual las pinta V. E. , no deben nocesitar de determinadas personas- ella.de 
ben prescribir una marcha segura y uniforme á nnalntiioni „.,« , ,k; F<->sona s . ellas de- 

aspiraciones y sofocar los males que 7 V. í « ! « , í'li I "V"'?" ' iU 

el pre„,i„ de sus sacrificios, ni el fin porque sTaímaron c^r^ ítÜ T ^ "° *" ^ DZiÚ ° 

No tema V. !<._ ñor ™¡ t.1 no^^^.,1^ „.. 1 



AT . , r „ --;--- ~ r ~. M ^ c^ aiiiu.iun punirá ia urania. 

No lema VE. por m., el momento en que los pueblos me demanden y reconvenzan ñor 
mis promesas. Ellos saben y conocen que soy incapaz de empañarlos v ', . . S P F 

yto™^ 



Ignoro la ley que previene que mi renuncia sea subscripta y aprobada por el conseio <\o 
estado Si la hay, he ahí probada mí incapacidad para mandar-Si hora Lio ía dicta Te 
^ZFJür*™ ¿qU1Cnlaha Pr ° mU,gad0? hC ^ ^-orden yconLlo^ue^ 

tirando íl^f y Z^s eSge^To ^^tV^^V^ " **» 
,i instante venga á íeemolazarme ,1 ?„«,#„ 1 El!:,™ Plaque disponga que en 



' ---" J »«»wb ^anailg^iuo, íjl» IlOlllieO 51 V. Vj, 

el instante venga a reemplazarme el augeto que la ley determina, 
Saludo á V. E. cun el mayor respeto. 
Al senado — julio 17 de 1824. 

IMPRENTA DE LA INDEPENDENCIA. 



¿a